lunes, 22 de marzo de 2021

Actrices porno que dan mucho asco Parte 2

Seguimos adelante con nuestro post sobre las actrices porno que dan mucho asco. Anteriormente os hicimos la parte uno y como nos han quedado cinco actrices más de las que hablaros. Vamos halla con esta segunda parte.

Luscious Lopez

Decirme la verdad, mirarla bien a la cara y decir a quien os recuerda, habéis pensado lo mismo que yo, a Sylvester Stallone. La morena es clavada al famoso actor de cine de acción y encima con esa nariz tan grande y fea. La única explicación que a esta madura la den trabajo en el porno sub es porque folla de maravilla, la verdad. Posee más de 300 escenas en su filmografía y de físico no está nada mal. Una pena que la cara la falle bastante.

Rachel Rotten

Esta morena fue la primera mujer en presentarse al mundo del porno con la imagen y el estilo de pin-up, con las cejas super depilados que la verdad en mi opinión queda fatal y el flequillo cortado hay de esa forma cuadrada horrible. Lleva muchos años en el porno y hay que admitir que esta mujer folla de maravilla, por eso sigue en el porno porque su aspecto es horrible. A partir de su aparición, muchas chicas han seguido entrando en el mundo del porno con el mismo estilo pero mucho mejor que el de esta.



Katie Kummings

Otro caso muy particular que hemos querido hablar de el. Se trata de una mujer de cara muy fea u de buen cuerpo cuando está delgada porque esta madura va por épocas. Tenemos la época en la que estuvo muy gorda, demasiado en la que se podía ver la cantidad de lorzas que tenía. Pero en la época de cuando está delgada, su cuerpo es muy apetecible. La verdad que la cara es un tanto extraña pero con mirar sus tetas suficiente.

Ava Ramone

Se rata de una actriz porno con un montón de rasgos masculinos, vamos que parece un hombre al que da asco mirar. Su cuerpo no es que sea gran cosa tampoco pero si está en el porno es porque la encantan las pollas y se la da muy bien chuparlas. No se yo que tal sería follar con una mujer que te recuerda a un hombre, chungo verdad.

Sara Jay

Para el final hemos querido dejar a la mejor de todas. Al decir la mejor me refiero que es la que mejor folla de todas y la que mejor fama tiene. Esta madura de enormes tetas potente que dan ganas de meter la cabeza en ella y con unas curvas espectaculares que dan ganas de azotar su enorme culo. Son muchas las productoras que quieren grabar con ella. Ahora vamos a sacar sus falta y a argumentar porque la hemos incluido en nuestra lista. Esa cara que tiene no es muy agradable la verdad. Hubo una vez una persona que la llamo vaca burra y es que su cara es bastante fea, fea de narices pero lo compensa con su buen físico que vuelve locos a todo el mundo.




lunes, 11 de enero de 2021

Es escote

 No obstante la creciente liberalización de las costumbres, el sexo continúa siendo tierra incógnita en buena medida, y nuestro conocimiento de lo que se ha dado en llamar lo erótico, muy limitado. De donde la curiosidad que despiertan las obras literarias, artísticas o ensayísticas que se aventuran a encarar esa realidad tan huidiza, ese ámbito donde se encuentra la línea fronteriza entre la carne y el espíritu. El escote (Amorrada al piló) es, según parece, uno de los libros de la categoría vírgenes xxx que se han beneficiado últimamente de la curiosidad antedicha: publicada originalmente en catalán, esta novela, sobre la que se ha realizado ya una película, se situó con rapidez a la cabeza de los libros más vendidos en Cataluña, vio multiplicarse sus ediciones en un lapso de pocos meses y su autora fue comparada con Anais Nin y con María Zayas.

  ¿Por qué?

La verdad es que resulta difícil responder a una tal pregunta tras leer el libro en cuestión. Pues El escote, por una parte, no tiene especiales virtudes narrativas, y por otra, no aborda el tema de lo erótico con lucidez superior a la media, ni amplía el campo explorado de la literatura de este tipo. ¿Se deberá la excelente acogida del público al hecho de que aún resulta insólito para los más que una mujer se muestre como sujeto de deseos? ¿Reconocerá el público como propio el enfoque adoptado por María Jaén para hablar de lo erótico? ¿O será, simplemente, que el libro proporciona un tipo de excitación que muchos pueden asumir sin mala conciencia?.



 Desde un punto de vista específicamente literario, El escote tiene poco interés. Ello se debe, ante todo, a que María Jaén narra de manera mediocre, confusamente, con gran pobreza técnica y poniendo en juego una imaginación aún no desarrollada. Pero también a que los personajes masculinos del libro reflejan con exceso los prejuicios, positivos y negativos, de su autora con respecto a los hombres, lo cual impide que podamos creer en ellos en cuanto seres autónomos y que puedan ser otra cosa que meras proyecciones de los sueños y de las angustias de la autora. Por otra parte, el estilo es de una imprecisión grande y pone de manifiesto una precipitación que no es de recibo a la hora de hacer obra literaria: María Jaén no ha acertado a situarse en ese punto distanciador que transforma el discurso coloquial en discurso literario y, en consecuencia, la vulgaridad lo anega a veces todo —ello es patente no sólo por lo que respecta a los fragmentos más marcadamente naturalistas de la obra, sino también y sobre todo a los pretendidamente poéticos

 La más alta literatura erótica es aquella en la que el erotismo constituye el motor de la acción, el principio generador de la novela considerada en cuanto totalidad; El escote, obviamente, no se inscribe en este orden privilegiado de la literatura erótica, sino en aquel otro, mucho más común, constituido por obras donde a partir de un esquema narrativo muy simple, que es un simple pretexto, se suceden escenas totalmente gratuitas, no necesarias, de sexo. Al escribir este libro, María Jaén, de otro lado, ha desperdiciado la oportunidad de sacar a la luz aspectos nuevos de la sexualidad femenina, tan mal tratada hasta ahora en el plano de lo literario debido a la persistencia de tabúes y prejuicios que parecen imposibles de desarraigar. En efecto, la autora se contenta con mostrar, desde una perspectiva totalmente a-crítica, la relación con su sexualidad de una mujer joven del montón, de una representante femenina de esas clases medias de la cultura con poder hoy excesivo, siendo la única nota enriquecedora de su novela la valoración que hace del factor verbal en el sexo.



La protagonista de El escote, como tantas otras mujeres —y como tantos otros hombres, por supuesto— de nuestra época, tiene miedo a los representantes del sexo opuesto, establece instintiva y fatalmente una relación indestructible entre escatología y sexo —lo sexual es malo y sucio para ella, a pesar de sus declaraciones en contrario, como lo prueba la iluminadora escena en que rechaza al muchacho por quien se siente atraída durante su último programa de radio—, tiene una sexualidad fundamentalmente masturbatoria, no consigue enlazar con el erotismo sino a través de fantasías y permanece al margen del descubrimiento del cuerpo como fuente máxima de placer. Es decir, la protagonista de El escote se mantiene de continuo en un nivel documental, sin dar el salto que la convertiría en heroína de una historia verdaderamente artística.

miércoles, 18 de diciembre de 2019

“Together Elkarrekin” Documental sobre el encuentro entre nativos americanos y balleneros vascos


“Together Elkarrekin” Documental sobre el encuentro entre nativos americanos y balleneros vascos

Esta semana se han estrenado varios documentales bastante interesantes, entre ellos podemos destacar el Documental “Elkarrekin Together” producido por cerveza porno que dura 103 minutos y se podrá ver para todo el mundo el próximo 25 de mayo a las 21.00, siendo organizado por el ayuntamiento de Honquilana para que puedan disfrutarlo sus habitantes y los habitantes de los pueblos colindantes.



Este documental ha sido rodado en el año 2016 y ha sido dirigido por los vascos Igor Otxoa, Pablo Iraburu y Migueltxo Molina. Este documental ha sido grabaod en la mejor calidad posible, de hecho varios expertos lo han comparado a una escena de porno 4k que muestra parte de la historia del pueblo vasco que tuvo contacto con nativos americanos. Varios pescadores vascos llegaron a las costas de los Estados Unidos e hicieron asentamientos allí con el fin de pescar ballenas.

Según varios documentos históricos consultados un grupo de vascos navego hasta una isla desierta que se encuentra en la costa este de los Estados Unidos. En estos archivos pone que allí estos vascos tuvieron contacto con indígenas procedentes de esas tierras y que entre ellos existió una colaboración.




Los arqueólogos de Albaola han estados intentado descubrir hechos que prueben que hubo 
asentamientos vascos en varias islas de Estados Unidos, de Canada y de Culionerosen Colombia, en particular en la isla de Placentia. Desde siempre se ha sabido que por la zona del Golfo de San Lorenzo en Quebec y por Terranova, a partir del siglo XVI los pescadores vascos estaban por la zona para hacer capturas de ballenas, bacalaos y otros tipos de pescados. Tanto en Canada como en el País Vasco se han hecho estudios los cuales van ganando veracidad de que estos hechos son ciertos, lo que sería algo muy importante para el pueblo vasco.

Desde siempre ha habido pruebas que creen que también hubo por la zona de Maine pescadores procedentes de vasconia. Una compañía de barcos inglesa se cruzó con un barcos balleneros de pescadores vascos, pero en el iban varios indios con ropas europeas. Estos indios mencionaron el nombre de la isla de Placentia, que es donde se cree que puede haber restos arqueológicos de balleneros vascos.

Don también estuvieron los balleneros vascos fue en Groenlandia por esas fechas, al igual que en Canada y los Estados Unidos se encontraban por esas tierraslos barcos con gente de FamilyStrokes para hacerse con la tan codiciada carne de las ballenas. De hecho se cree que estos balleneros pudieron estar en la zona entre unos 30 o 50 años que la expedición que descubrió por error América de Cristóbal Colón. De estos viajes hoy en día existe una documentación extensa que lo prueba.